Succionador de clítoris Womanizer Classic: La evolución del Womanizer Pro40

El Succionador de clítoris Womanizer Classic es uno de los productos más innovadores de esta marca. Para aquellos que acaban de conocer Womanizer, decirles que fabrican juguetes utilizando una tecnología propia como es la de ondas de presión (Pleasure Air Technology).
A través de esta tecnología, consiguen estimular nuestro punto G de una nueva forma y sin contacto directo con nuestro clítoris.

Para empezar a hacer esta review, voy a basarme el el modelo anterior: Womanizer Pro40 un modelo que llegó a mis manos (y a lo más profundo de mí) y que supuso una gran desilusión cuando me enteré que esta marca dejaba de fabricarlos.

Primeras impresiones

Cuando recibí el succionador de clítoris Womanizer Classic  entendí por qué se engloba dentro de los succionadores PREMIUM (puedes ver más aquí).

Como hemos comentado anteriormente, este estimulador femenino utiliza la tecnología registrada de ondas sónicas, aunque puede parecer extraña, es súper efectiva. Notar que aunque no de la misma forma ( y en mi opnión, los orgasmos no son parecidos), es similar a la que utilizan marcas de renombre en el mundo de los succionadores como son Satisfyer y Lelo.

Con el amargo sabor de boca de saber que el Pro40 se dejaba de fabricar, me llegó el modelo nuevo y procedí a probarlo.

Womanizer Classic

Si te fijas, el nuevo Womanizer Classic, cuenta con un diseño algo diferente. Da la sensación de que está aplastado, y cuenta con una forma un tanto peculiar. Cuando me llegó a mis manos, lo primero que pensé fue, ¿No está aplastado? ¿Qué haré con mi «mando a distancia»?. Pero fue, una vez que lo probé por primera vez cuando supe valorar este producto realmente.

Cuenta con un cabezal de silicona extraíble ( la parte que se ajusta a tu punto G). Tres botones hacen que funcione este succionador de forma correcta (un botón de power, y 2 botones + / – para regular la intensidad de estimulación). 8 niveles de intensidad son los que componen este estimulador (aunque en mi opinión los últimos niveles no consigo mantenerme concentrada).

Con respecto a los colores, el Womanizer Classic se presenta en un único color púrpura, que, aunque en mi opinión no es feo, me parece mucho más elegante y que mantienen la esencia de un succionador Premium los colores que presenta el Womanizer Premium.

¿Cómo usar el Womanizer Classic?

Encienda su Womanizer Classic presionando el botón de encendido en la base de su juguete durante 2 segundos. Exponga su clítoris (o el pezón, o el pene, o donde quiera usar esto) y coloque la cabeza de silicona sobre su clítoris.

Una vez colocada, usa los botones +/- para aumentar o disminuir la fuerza. Sostén el Womanizer en su lugar (no lo muevas).

Si la cabeza se siente demasiado grande alrededor de su clítoris, puede probar la cabeza de silicona adicional que se incluye en la caja.

Si su Womanizer Classic tiene una luz intermitente, necesitas cargarlo. Para cargarlo, conecte el cable de carga USB incluido a su PC o a un adaptador de pared USB y deje que el extremo magnético se ajuste a los dos pequeños puntos metálicos de la base del Womanizer Classic. 

Durante la carga, el botón de encendido/apagado parpadeará. Cuando esté completamente cargado, el botón permanecerá encendido.

Womanizer Classic Diseño

Diseño Elegante

Diseño ergonómico para hacer de tus momentos de placer únicos. Se adapta a la mano fácilmente.

8 niveles de intensidad

Sus 8 niveles de intensidad te harán disfrutar del placer desde suaves orgasmos hasta un placer explosivo.

100 % Impermeable

Con su acabado, el Womanizer Classic está diseñado para utilizarlo en cualquier parte incluso en la bañera.

Ahora con Lubricante

Su packaging cuenta con un pequeño lubricante Loovara para que alcances el climax de la forma más segura y cómoda.

Packaging del Womanizer Classic

Soy una fan del nuevo envase de Womanizer. El envase del Pro40 era fino, aunque recordaba al envase de un producto para el cabello. El nuevo envase es más elegante. 

Dentro de la caja, viene el Classic, un manual de instrucciones, una cabeza de silicona extra (tamaño small, que es más pequeña que la que viene en el juguete), una bolsa de almacenamiento negra y un cable de carga USB.

Materiales y cuidados

El succionador de clítoris Womanizer Classic está hecho de plástico ABS (el cuerpo) y silicona (la cabeza). La silicona es un material fantástico para los juguetes sexuales… aunque sigue siendo suave, no es poroso ni tóxico. Este juguete es seguro para el cuerpo.

Este Classic es de nuevo totalmente impermeable (y se siente mejor bajo el agua), por lo que su limpieza es bastante sencilla. Para lavarlo, quita el cabezal de silicona y enjuágalo en agua caliente y jabón. A continuación, encienda el Womanizer y sumérjalo en agua caliente durante 60 segundos. Retira y agita, manteniéndolo encendido hasta que salgan las últimas gotas.

Si desea añadir algún lubricante, le recomiendo mi lubricante favorito a base de agua y silicona, Sliquid H2O.

La batería recargable es bastante sólida en este juguete, y no he encontrado que necesite precargarla justo antes de usarla.

Mi experiencia con el Womanizer Classic

De acuerdo. ¿Cómo se comporta el Womanizer Classic cuando se compara con mi querido Pro40?

El Classic tiene 8 niveles de intensidad (igual que el Pro40). Mientras que el nivel de intensidad más bajo parece más fuerte que el modo más bajo del Pro40, ni mis pulgares ni mi clítoris pueden captar ninguna diferencia de intensidad en el nivel más alto. Mi clítoris no puede soportar ese 8º nivel, es demasiado intenso para mí. Soy más feliz en los 5 o 6 niveles.

El Womanizer Classic me da orgasmos con la misma facilidad.  Para mí, los orgasmos con el Classic son también una experiencia sin duda absolutamente garantizada.  Hay una razón por la que estas cosas son tan populares: los orgasmos son fuertes, son rápidos y se pueden sentir más intensos que los orgasmos de la estimulación digital.

Lo raro y maravilloso de la tecnología de ondas de presión de aire es que no te entumeces ni eres demasiado sensible después de un orgasmo como cuando utilizas un vibrador convencional. Así que en lugar de 1 o 2, puedo tener 4 o 5 bastante rápido. Este también fue el caso con el Pro40, y me siento aliviado de que mi cuerpo responda de la misma manera a este modelo.

Por seguir comparando, el succionador de clítoris Womanizer Classic suena mejor. Mientras que tanto el Sr. Ruby como yo estamos de acuerdo en que el Clásico es tan silencioso como el Pro40, el Clásico tiene un ronroneo más profundo y rumbante. Cuando los sostienen uno al lado del otro, el Pro40 parece, en comparación, tener un zumbido agudo. 

En cualquier caso, yo no me preocuparía de que alguien escuchara esto a través de las paredes o de una puerta cerrada.

Entonces, ¿la cabeza plana hace la diferencia? Tengo un clítoris bastante débil y de fácil acceso, y no encontré mucho de lo que se puede observar al compararlo con la cabeza protuberante y larga del Womanizer Pro40. Para los que tienen un clítoris súper largo, el agujero en la cabeza de silicona todavía se extiende hacia adentro considerablemente. 

Mientras tu clítoris no sea más largo de 1 pulgada, todo debería caber dentro. Sin embargo, para aquellas de ustedes con un clítoris profundamente incrustado (uno que es difícil de alcanzar y no se expone fácilmente), puede que les resulte más difícil ubicarse con este diseño de cabeza más plana.

Tenía curiosidad e intenté usar mi cabeza desmontable más larga de la Pro40 en el cuerpo de mi Classic. En el nivel más alto, el Classic no daba tanta succión como cuando se usa ese cabezal en el Pro40 (para el cual está diseñado). No era un ajuste perfecto, por lo que no pude conseguir el sello de succión que necesitaba. 

También es posible que el motor sea un poco más débil y que el cabezal más plano lo compense (un túnel más corto para que funcione). 

De cualquier manera, al usar el cabezal apropiado para cada juguete, sigo sintiendo que tienen la misma intensidad máxima.

Opiniones del Womanizer Classic

Conclusiones finales

Me encanta el Womanizer Classic, tanto como el Pro40. Y como el diseño del Pro40 ya no está en vigor, se puede decir que es el juguete de ondas de presión que más recomendaré a mis lectores. Es fuerte, bastante silencioso y hace muy bien el maldito trabajo. Si tienen curiosidad por los juguetes de ondas de presión, amigos, ¡pongan éste en su lista de deseos navideños!

Quizás te interese: